Ser ahorrador en UNIFAM


De 1 a 18 años


Todos los adultos que hoy tienen problemas con tarjetas de crédito, que no les alcanza el dinero o que no han podido construir un patrimonio, alguna vez fueron niños. ¿Quieres que tu hijo, cuando sea grande, tenga éxito en sus finanzas? ¿Te imaginas lo que hubieras logrado si desde pequeño tuvieras educación financiera?


Como ahorrar


Inculcar el hábito del ahorro: los niños pequeños quizá no entiendan el concepto del ahorro, pero los mayores sí (a partir de los seis años). Hazle saber que no necesariamente tiene que gastar todo el dinero que le das, que puede ahorrar una parte. Establece con él una meta que vaya de acuerdo a su edad, que sea alcanzable en un corto período de tiempo (comprar una muñeca, un balón de futbol, etc.) para que su motivación sea mayor.


Otras formas de ahorrar: el ahorro no necesariamente tiene que ser en pesos y centavos. Preparar lonche en casa, apagar las luces que no se están utilizando, cuidar las cosas, también son formas de ahorrar.


Otras formas de ahorrar: el ahorro no necesariamente tiene que ser en pesos y centavos. Preparar lonche en casa, apagar las luces que no se están utilizando, cuidar las cosas, también son formas de ahorrar.


Enséñale a no desperdiciar: hay niños que no se terminan todo lo que llevan para comer a la escuela o que no cuidan sus útiles o uniforme, debes saber que todo eso cuesta y por reparar o desperdiciar estás perdiendo dinero que puede ser utilizado en otra cosa.


Con pequeñas acciones como esta, los menores pueden ir aprendiendo las cuestiones básicas del manejo de sus finanzas, la educación es la mejor herencia para los hijos, y la educación financiera empieza con el ahorro.


Abrale hoy una cuenta de ahorro en UNIFAM.